» » Utilización de Herbicidas

Utilización de Herbicidas

Utilización de Herbicidas

Tras la salida del sol, después de las aguas, veremos crecer la hierba las cuales se convierten en competencia de nuestros árboles debido a que se aprovechan de los nutrientes que les aportamos para que sean más productivos. Por el cual debemos de eliminarlas. Podemos hacerlo de diferentes métodos:

Método tradicional: a mano, con azada o escardillo

Método mecanico: con desbrozadoras

Metodo con herbicidas:

Son productos químicos que contaminan y que tiene algún riesgo en su aplicación para las demás plantas, fauna y personas. Sin embargo, son eficaces para malas hierbas perennes muy duras de matar. 

De una manera práctica, podemos clasificar a los herbicidas en:

  1. Herbicidas que se aplican sobre el suelo.
  2. Herbicidas que se aplican sobre las hojas: pueden ser de contacto o sistémicos.

    Y dentro de los dos tipos anteriores, a su vez, pueden ser herbicidas totales o herbicidas selectivos.

  • Un herbicida total es aquel que mata todo tipo de plantas.

 

  • Un herbicidas selectivo es aquel que matan un tipo concreto de plantas principalmente. Por ejemplo, herbicidas para malezas de hoja ancha y herbicidas para malezas de hoja estrecha (Gramíneas). Aunque un herbicida total, a veces, puede convertirse en selectivo rebajando la dosis. O uno selectivo en total aumentando la dosis.

    Herbicidas que se aplican sobre el suelo.

    En jardinería se usan poco. En fruticultura o en olivos se emplean para mantener libre de hierbas el pie de los árboles. Se aplica en el suelo y crea una película tóxica que al ser atravesadas por las malezas que germinan, mueren. A las malas hierbas que ya haya, si le cae encima, no les hace nada, sólo es para las que estén germinando.

    Se echan a principio de otoño (septiembre/octubre en el Hemisferio Norte) y también en primavera, antes de que empiece la germinación de la vegetación espontánea. No se evapora con el calor y su efecto en el suelo dura semanas o pocos meses, así que puedes repetir al mes y medio aproximadamente.

    Recuerda que NO le hace nada a las ya nacidas, para ello hay otro tipo de herbicidas. A pesar de su amplio espectro, escapan algunas malas hierbas, sobre todo perennes (grama, corregüela, etc.). En mayo, momento en que estas tolerantes están en su máxima crecimiento, trata con un herbicida total.

    2. Herbicidas que se aplican sobre las hojas. Entre estos tenemos:

    • De contacto: destruyen las hojas y tallos verdes donde cae. No llegan a las raíces. Ejs.: Paracuat (para Gramíneas) o Diquat (para hoja ancha).

    • Sistémicos: estos se aplican en las hojas, se absorben y la savia lo traslada a las raíces para que toda la mala hierba quede envenenada. Ejs.: Glifosato o Sulfosato. Son los que pueden con las malas hierbas perennes.

    Una vez visto los tipos de herbicidas, esta es su aplicación práctica.

    HIERBAS ANUALES

    Jaramago 

    Las anuales nacen de semillas. Germinan, viven unos meses, sueltan las semillas y mueren. Las hay de invierno y de verano. Ejs.:Amapola (Papaver spp.), Avena loca (Avena spp.), Cola de caballo, Jaramago, etc.. El 80 % de las malas hierbas son anuales.

    Elimina las anuales preferentemente con azada o con desbrozadora de hilo. Si recurres a herbicidas, puedes emplear:

    a) Aquellos que las queman al caerle encima el producto.

    b) O usar los herbicidas que se aplican al suelo, a la tierra desnuda, y forman una película tóxica que cuando la tocan las malas hierbas que germinan mueren. Dos aplicaciones al año (primavera e inicios otoño) de estos herbicidas pueden ser suficientes para mantener un suelo limpio de malas hierbas que nacen de semilla (las anuales). A las perennes que rebrotan a partir de rizomas, estolones o bulbillos no les hace nada como no nazcan de semillas.

    HIERBAS PERENNES

     
    Grama bulbillos de Juncia

    Las malas hierbas perennes o vivaces son mucho más problemáticas que las anuales. Si las arrancamos con las manos o con la azada se nos quedarán muchos trozos de raíces subterráneas, estolones, rizomas, bulbillos sin eliminar y volverán a brotar. Ejs.: Grama (Cynodon dactylon), Cañota (Sorghum halepense), Castañuela (Cyperus rotundus)…

    En realidad no hemos matado la planta, aunque se vea la tierra limpia por fuera. Sigue viviendo bajo tierra. Si le damos con la desbrozadora ocurre lo mismo: siguen vivos los órganos subterráneos que harán que vuelva a brotar, ese mismo año o al año siguiente.

    No obstante, aunque vuelvan a brotar, si cada vez que salgan las vamos eliminando mediante azada, a mano o con desbrozadora, se irán debilitando progresivamente y casi, casi desaparecerán; pero después de haber insistido mucho en su eliminación manual o con desbrozadora. En los huertos, vemos como el cavado regular las desalienta.

    Debido a la dureza de las malezas perennes, los herbicidas tienen aquí más utilidad.

    Uno de los más usados es un HERBICIDA TOTAL. Elimina todo tipo de malas hierbas tanto gramíneas, como de hoja ancha, anuales y perennes. Se aplica a las hojas y penetra en la planta y llega hasta las raíces, esta es su principal cualidad por la que es capaz de acabar con las perennes. Por tanto, es con estos herbicidas sistémicos con los que se pueden matar a las malas hierbas perennes (aunque tampoco es 100% eficaz).

    * Correhuela o Campanillas (Convolvulus arvensis)

    Correhuela

    Las correhuelas forman una red de raíces muy tupida.

    Cuando la Corregüela esté en crecimiento activo o en floración rocía a la dosis del envase, espera tres semana y si están muertas puedes labrar la tierra. En tres o cuatro años casi no habrá corregüela

    Si fuera necesario, puedes aplicarlo con un pincel en una solución de 50% producto con 50% de agua mitad agua y “pintar” a las Corregüelas, preferiblemente cuando estén en flor. Penetrará y se extenderá por toda la planta, incluidas las raíces.

    Si no usas herbicidas para controlar esta mala hierba, arranca a mano y aplica los métodos para prevenir, en especial el acolchado y la malla antihierbas. Cada vez saldrán menos.

    * Juncia o Castañuela (Cyperus ssp.)

    Juncia o Castañuela 

    Esta es una de más resistentes a los herbicidas, aunque se puede matar con Glifosato o con Sulfosato que alcanzan las raíces y secan a los bulbillos. Se multiplica principalmente por unos bulbitos y cuanto más se labren más plantas tendremos. El mejor momento para aplicar el herbicida es cuando esté en flor, con una especie de espiga en forma de pata de gallina con tres “dedos” que suele ser julio o agosto.

    No labres en 20 días, y si ves nuevas espigas después de tratar, repite. Hay que insistir sobre el rebrote.

    Consejos sobre el uso de un HERBIDIDA TOTAL 

    1. Estos herbicidas son TOTALES (no selectivos), es decir, que no distingue entre malas hierbas y plantas ornamentales, sobre la que caiga la daña, ya sea una mala hierba o cualquier otra planta del jardín. Así que NUNCA DEBE CAER SOBRE LAS HOJAS DE LAS PLANTAS ORNAMENTALES, puesto que se quemarían. Localíza bien sobre las malezas.

    2. Una forma para localizar el producto es recortar la parte superior de una botella de leche de plástico y ponerla en la punta de la lanza de la mochila a modo de embudo. Así puedes tratar, por ejemplo en la base de los arbustos, sin que el herbicida caiga sobre ellos. También hay para las mochilas un accesorio especial para localizar con forma de campana. Se puede echar en un espray de esos domésticos Así se puede rociar sólo la planta en cuestión. Incluso se puede llevar un bote con una brochita y “pintar” la planta en cuestión, sin tener que echar tanto producto como si se rociase todo.

    3. Aplica en día sin viento. 4. No apliques herbicida si se esperan lluvias al día siguiente o al otro; arrastraría gran parte del producto de las hojas y se desperdiciaría al caer al suelo.

    5. Emplea las dosis recomendadas en el envase. El glifosato tiene el problema que es sistémico y para actuar ha de bajar a las raíces, y si aplicas demasiado hace un efecto de contacto y no se produce la traslocación a raíces por lo que la planta rebrota.

    6. Limpia correctamente el recipiente después de un tratamiento. Si destinas un spray únicamente para herbicidas, mejor.

    7. Hay que insistir con ellos en varias aplicaciones para acabar con algunas malezas que son muy resistentes y duras. NO las matarás con una única aplicación. Por ejemplo, la grama (Cynodon dactylon), la Correhuela, la Castañuela o Juncia…. ………………………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *